Lujuria Mortal (Parte II)

Y todo lo anterior mencionado solo se disolvió en un abrir y cerrar de ojos, tanto sentimiento, tanta emoción, tanto por lo cual se había intentado alcanzar con pequeños y burdos detalles en ese tiempo; todo aquello que habría dado sentido a lo que pasaba por ese corazón maltratado, todas esas pequeñas e insignificantes sonrisas que en algún momento parecieron perpetuas, simplemente fueron un sueño, un sueño en la víspera de navidad, un sueño tan vacío e insignificante que demostró lo bajo que los instintos pueden llegar a caer cuando se siente algo especial por alguien; todo eso que solo golpeaba a la puerta del subconsciente, que solo insinuaba que el sueño podía hacerse realidad…

No importa nada, este sueño por muy real que llegara a parecer solo era eso, un sueño, un burdo e inanimado deseo punzante y asesino que disimuladamente infringía dolor al mostrar eso tan pluscuamperfecto e irreal; innecesario y sucio; esto, pues, llegó a tal punto que terminó de matar el alma de nuestro personaje, la víctima de su propia desdicha, ese ser que nunca aprendió lo que en realidad era la felicidad plena, puesto que murió bajo su lujuria e inmenso odio hacia lo que lo rodeaba…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s