40 lecciones de vida, escritas por un hombre de 90 años

Cada día refleja nuevos rayos de luz que muestran la perfección que existe en cada detalle dentro de nuestra habitación; desde aquellas partículas de polvo en el aire, hasta el poder ver cada ligero pero tan marcado relieve en nuestro rostro al vernos al espejo cada día; debes analizar cada momento el seguir luchando por mantener tu vida o hacer que el destino sea quien la rija conforme el pasar de los años.

“Despiertas un día más. El sol entra por tu ventana e ilumina tu habitación. Uno de los rayos que se han colado por las cortinas apunta en dirección al vaso del pequeño buró. El bello efecto se vislumbra en las paredes decoloradas y te roba una ligera sonrisa. Una sonrisa que sientes en la pesadez de cada arruga de tu rostro. Una sonrisa que se interrumpe por un quejido interno, un mecanismo de tu cuerpo para expulsar un intruso en tus pulmones. El aviso de tu anatomía te obliga a incorporarte, aunque tu caja de huesos se rehusa en un principio. 

Te quedas sentado al pie del colchón, donde como parte de tu ritual deberás tomar el compilado de medicinas del día. Es el momento más difícil de todos. Meditas si seguir con un tratamiento que busca evitar lo inexorable o sólo fluir con el ciclo natural de la vida. El cuerpo y los años te pesan. Suspiras. Tragas. Bebes. Te levantas en dirección al baño ante otro aviso de urgencia de tu cuerpo.

Te miras frente al espejo. Todo sigue ahí a pesar de los años. Las pestañas más largas del barrio, la cicatriz en la ceja izquierda. Las huellas de la viruela negra y tu boca pequeña. El espacio de mejilla donde nunca te creció la barba y orejas tan pequeñas que te sorprenden sigan escuchando. Te sabes frente al espejo. Recuerdas que hoy vendrán tus nietos de visita. Esos dos pequeñines que te recuerdan algunos de tus mejores años, donde reías, cantabas, bailabas y jugabas sin mañana alguno. Niños como cualquiera y como ninguno. Pequeños que escuchan absortos tus historias, mitad invento y mitad experiencia propia. Piensas en una manera de transmitirles lo más que has podido aprender de la vida. Aquello que has intuido, descifrado, adivinado y descubierto. Retomaras la pluma, una pasión que has dejado en los últimos meses pero que te ata a quién eres.”

Y escribes:

1.- La vida no es fácil pero aún así es increíble de vivir.
2.- Cuando dudes, sólo da un pequeño paso hacia adelante.
3.- La vida es demasiado corta para no disfrutarla.
4.- Tu trabajo no te cuidará cuando estés enfermo. Tus amigos y familia lo harán.
5.- No compres cosas que no necesitas.
6.- No tienes que ganar cada argumento. Sé fiel a ti mismo.
7.- Cuando llores, hazlo con alguien. Es mucho mejor que llorar solo.
8.- Vive el aquí y el ahora. Aprovecha el momento.
9.- Ahorra para las cosas que importan.
10.- Cuando se trata de chocolate, resistirse es inútil.
11.- Haz las paces con tu pasado para que no interfiera en tu presente.
12.- Está bien que tus hijos te vean llorar.
13.- No compares tu vida con la de otros. Nunca podrás conocer a detalle cómo es la de los demás.
14.- Si una relación amorosa tiene que ser un secreto, no deberías estar en ella.
15.- Todo puede cambiar en un parpadeo de ojos. Pero al final todo estará bien.
16.- Si quieres calmar tu mente, toma un respiro profundo.
17.- Deshazte de todo aquello que no sea útil. El desorden te afecta más de lo que crees.
18.- Aquello que no te mata, te hace más fuerte.
19.- Nunca es tarde para ser feliz. Pero eso depende de ti y de nadie más.
20.- Cuando se trate de perseguir aquello que amas en la vida, no aceptes un no por respuesta.
21.- Prende las velas, utiliza tus mejores sábanas y tu mejor ropa interior. No los guardes para una ocasión especial. hoy es un día especial.
22.- Prepárate para lo peor y después fluye con la vida.
23.- Este es tu momento para ser excéntrico. No esperes a los 80 años para hacer todo lo que querías hacer de joven.
24.- El órgano sexual más importante es el cerebro.
25.- Nadie está a cargo de tu felicidad más que tú.
26.- Cuando ocurra algún “desastre” en tu vida, piensa si ello importará en 5 años.
27.- Siempre elige vivir.
28.- Perdona pero no olvides.
29.-  Lo que los demás piensen de ti, no es asunto tuyo.
30.- El tiempo cura casi todo. Dale tiempo al tiempo.
31.- Sin importar si una situación es buena o mala, eventualmente cambiará.
32.- No te tomes tan en serio. Nade más lo hace.
33.-  Si pudiéramos agrupar nuestros problemas y ver los de los demás, tomaríamos los nuestros de vuelta.
34.- Hacerse viejo es mejor que morir joven
35.- Tus hijos tendrán sólo una infancia. Disfrútala con ellos.
36.- Al final de todo, lo único que importa es si amaste o no.
37.- Todos los días sal a la calle. No sabes qué podrás encontrarte ahí.
38.- La envidia es una pérdida de tiempo. Acepta lo que tienes ahora, no lo que crees que necesitas.
39.- La vida no viene con un listón pero aun así es un regalo.
40.- Lo mejor siempre está por venir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s