El apocalipsis del nuevo imperio

Habían pasado ya algunos años desde el último ataque contra la nueva babilonia, los reinos y los imperios vivían como carroñeros entre el olor a podredumbre de sus hombres caídos y los huesos punzantes y grises de los herederos de grandes fortunas que creyeron ser libres ante aquella guerra que no tuvo perdón ni piedad de ningún alma que se autodenominaba privilegiosa.

Las lágrimas de sangre que corrían en los ojos de las viudas y los huérfanos de las tierras olvidadas por el mundo eran más dichosas que aquellos que por su fe estaban siendo castigados y desmembrados por las mismas deidades modernas a quienes tanto veneraban y suplicaban por salvación y por poder; era mejor el sufrir por el pasado que a todos nos había dejado en la miseria, que vivir entre aquellos que al celebrar su victoria fueron traicionados por su misma sangre; el tigre y el dragón eran una historia más que contar, los pueblos olvidados de las tierras antiguas eran vistos como lagunas de sangre, los pueblos de Abraham, Sargón y Alejandro dejaron de existir desde ya más de una década, y el tigre blanco ahora descansa en su tundra bañada en sangre de necios.

Los descendientes de la nueva babilonia fueron fuertes, pero abusaron de su poder a tal grado, que su guerra le costó la vida a más de una sola raza, desde aquellos quienes se llamaron sus aliados, hasta aquellos que empapados entre los fluidos de su sangre y su carne aún dispersa, mezclada con la ceniza y los escombros, seguía suplicando por piedad y por el perdón; sin embargo, ya eran muy pocos, tristes, miserables y sucios.

Los jinetes hicieron bien en detener y acabar con las grandes abominaciones, ya habían liberado a quienes lucharon con honor y habían castigado a los avaros y ambiciosos que trataron de ser más poderosos que el resto de sus semejantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s